Pre-Dynamation


Antes de las CGI y antes de Ray Harryhausen, que estuvo en activo en las décadas de 1950, 1960 y 1970, hubo otros animadores dimensionales decisivos a la hora de desarrollar este arte y de descubrir cómo podía funcionar. Junto con Ray, estos serían los pioneros que gradualmente permitirían al medio encontrar su verdadera realización y potencial.
_________________________________________________________________

Reemplazo o sustitución
La historia de la animación dimensional comienza con uno de los más famosos innovadores y pioneros, el francés Georges Méliès. En 1896 descubrió, completamente por accidente cuando estaba filmando una escena en la calle para su película Place de l´Opera, que si la cámara se paraba mientras los coches y los vehículos pasaban, una cosa podía reemplazar a la otra. En 1907 recordó que “De repente, vi el ómnibus de Madeleine-Bastille transformarse en un carruaje, y a hombres en mujeres”. Se dio cuenta del potencial del truco y uso reemplazos en muchos de sus cortos de fantasía y de stop-motion, usando bloques de juguete con el alfabeto para una película publicitaria. Llamó a este truco “stop-action”, aunque hoy en día se llama “stop-motion”.
_________________________________________________________________

James Stuart Blackton (1875-1941)
Sin embargo, iba a ser un pionero británico, mientras trabajaba en los EE.UU. en 1897, el que se daría cuenta del verdadero potencial de la técnica. Trabajando con su colega Albert Edward Smith, Blackton descubrió la misma técnica de reemplazo mientras trabajaba en un cortometraje en el tejado de un edificio de Nueva York. Cuando vieron la película revelada, observaron que las volutas de vapor que salían de un conducto de ventilación cambiaban de forma. Percatándose de que esto podía haber ocurrido mientras ellos paraban la cámara y la volvían a poner en marcha, planearon usar el truco óptico en un corto al que llamaron The Humpty Dumpty Circus (1898), en el que usaron animales de madera animados de la hija de Blackton.

Tras el éxito del corto, Blackton y Smith hicieron un gran número de cortos innovativos y populares, incluidos Visit to a Spiritualist (1900), The Haunted Hotel (1907) y Princess Nicotine (1909).
_________________________________________________________________

Arthur Melbourne-Cooper (1874-1961)
De nuevo en Inglaterra, Arthur Melbourne-Cooper se había interesado por los dibujos en dos dimensiones, pero entonces se dio cuenta de cuanto más interesante podía ser la animación tridimensional. Llamaba a sus creaciones “trick-films” (“películas de trucos”) o “stop-and-start films” (“películas de parar y empezar”), y comenzó con Matches Appeal (1899) usando cerillas animadas. Continuó con Dolly´s Toys (1901), usando juguetes, como había hecho Blackton. Durante la década de 1900 Melbourne-Cooper realizó una serie de cortometrajes, todos ellos con juguetes, incluida la película de 1908 Dreams of Toyland, en la cual animó hasta unos veinte juguetes a la vez.
_________________________________________________________________

Edwin Stanton Porter (1869-1941)
Edwin Porter es una de las piedras angulares de la historia del cine, pero no es tan conocido por su trabajo en la animación dimensional. Aunque había usado la técnica con grandes resultados en películas como Fun in a Baker Shop (1902) y Dream of a Rarebit Fiend (1907), no fue hasta The `Teddy´ Bears (1907) que este experto artista se manifestó con una secuencia de noventa segundos dentro de la película que mostraba seis osos de peluche de diferentes alturas realizando acrobacias. Esta secuencia está considerada una de las más entretenidas de la animación dimensional dentro de estos primeros cortometrajes.
_________________________________________________________________

Ladislaw Starewitz, también conocido como Wladyslaw Starewicz (1882-1965)
Ladislaw Starewitz (su nombre se escribe de muchas maneras) fue un descendiente de polacos nacido en Moscú. Mientras trabajaba en el Museo de Historia Natural de Kaunas (en la Lituania actual), hizo una película llamada La batalla de los escarabajos rinocerontes (1910). Tras experimentar con escarabajos rinocerontes reales, descubrió que bajo las luces las criaturas o bien morían o se aletargaban. Finalmente, mató a los escarabajos y conservó los caparazones y los unió por medio de alambra y cera de lacrar para crear un modelo articulado, aunque hecho a partir de una criatura real. La película tuvo tanto éxito que Starewitz continuó con otras más que usaban criaturas reales, como La venganza del cámara (1911) y La hormiga y el saltamontes (1911), pero más tarde se pasó a las miniaturas en películas como El cuento del zorro (1937). En un período de unos cincuenta años, realizó 47 películas.
_________________________________________________________________

Charles Bowers, también conocido como Charles R. Bowers (1877-1946)
Charles Bowers no es necesariamente el más importante o destacado pionero en la historia de la animación dimensional, pero en años recientes se ha hecho famoso por sus películas excéntricas, casi escandalosas, realizadas en América en los años 20. Una de las más famosas es There It Is (1928), en la que animó a un pollo adulto saliendo de un huevo, una pequeña criatura con falda escocesa llamada MacGregor que vive en una caja de cerillas, y un cuco de un reloj de cuco al que se come un gato. ¡Un gusto adquirido!
_________________________________________________________________

Joseph Leeland Roop (1869-1932)
Nacido en Louisville, Kentucky, Roop es el pionero perdido de la animación dimensional. Su nombre ha llegado hasta el siglo XXI solamente debido a que sus cartas y fotografías han sido conservadas por el Museo de Historia Natural de Los Angeles. Comenzó a trabajar con la animación en 1916 o 1917, cuando hizo una película titulada The Birth of Christ, que usaba modelos animados. Hacia 1922 trabajó en una serie de cortos llamados Tom and Jerry en los que aparecía un chico (Tom) y una mula (Jerry) que tuvieron mucho éxito. En 1924, Roop trabajó en la película El mundo perdido como animador y ayudante de Willis O´Brien.
_________________________________________________________________

Willis O´Brien (1886-1962)
Ray siempre llama al gran Willis O´Brien (Obie) el Creador de estrellas, porque diseñó y animo a King Kong.

Willis O´Brien nació en Oakland, California, y tras probar diferentes carreras eligió, casi por accidente, el arte de la animación dimensional. En 1914, mientras trabajaba en una marmolería, construyó algunas figuras de arcilla y, con un amigo de la tienda, imitó una pelea entre las figuras. Como conocía algo sobre la animación, se dio cuenta de que podía dotar de vida a esas figuras, o mejor aún, a criaturas que siempre le habían fascinado: los dinosaurios.

En 1915 filmó un cortometraje que iba a ser crucial para el joven. Era The Dinosaur and the Missing Linkm en el cual aparecían un eslabón perdido de aspecto simiesco, un brontosauro y un phororhacos. Esto le llevó a trabajar para Thomas Edison en Nueva York en una serie de cortos, y después en otro cortometraje titulado The Ghost of Slumber Mountain (1919), en el que aparecían un brontosauro, un dyatrima, un triceratops y un alosaurio. Aunque tuvo un gran éxito, la película hizo discutir a O´Brien con su productor Herber Dawley. Pero el destino intervino…

Acabó trabajando para el productor Wattersn R. Rothacker, que poseía los derechos de las historias de Sir Arthur Conan Doyle, incluido la aventura de dinosaurios El mundo perdido. Esto significó el salto de O´Brien a los largometrajes. A lo largo de un período de cerca de dieciocho meses, O´Brien y su equipo diseñaron, construyeron y animaron toda una colección de criaturas prehistóricas para El mundo perdido (1925). Fue otro tremendo éxito, el mayor de su época.

Siguieron varios proyectos que no se realizaron, incluidos Frankenstein (1928), de manera que pasarían siete años desde el éxito de El mundo perdido hasta que O´Brien trabajara en su obra maestra, King Kong (1933).

La innovación que O´Brien había conseguido con El mundo perdido no era sólo una mayor fluidez en la animación, sino también integrar la acción real en varias escenas de manera que los actores pudieran reaccionar a las criaturas animadas. En King Kong mejoró su técnica hasta el punto de que las criaturas (sin duda alguna Kong) estaban tan bien integradas en la acción real que la animación fue la estrella de la película.

King Kong es sin duda uno de los hitos fílmicos de la animación dimensional. No sólo es una gran película: incluso después de casi ochenta años, el diseño de las criaturas, la calidad de la animación y el aspecto global de todo el largometraje sigue siendo visto por muchos como el verdadero comienzo de ese arte. Tristemente, O´Brien no iba a volver a conseguir estar a la altura de ese éxito de nuevo.

Siguieron varias películas (no todas con animación dimensional) con el productor de Kong Merian C. Cooper y muchos otros proyectos que no se llevaron a cabo.

En 1945, Cooper le encargó trabajar en la producción de Mr. Joseph Young of Africa, otra película de simio gigante que acabaría titulándose El gran gorila (1949). Un joven ayudante fue empleado, no sólo para ayudar con la preproducción de doce meses, sino también para ocuparse de casi todas las escenas de animación principales del film. Su nombre era Ray Harryhausen.

Aunque O´Brien ganó un Oscar por los Efectos Especiales en 1950 por El gran gorila (no existía tal categoría cuando se estrenó Kong), la película iba a ser su último gran logro. Trabajó en nuevos proyectos inconclusos y también en dos largometrajes de ciencia ficción de poca categoría: The Black Scorpion (1957) y The Sea Monster (tcc The Giant Behemoth) (1959), ninguno de los cuales fue bueno, ni por el diseño de los modelos ni por la animación.

Willis O´Brien murió a los setenta y seis años, el 10 de noviembre de 1962.

Su pionero trabajo fue extraordinario y su legado principal será siempre King Kong, que se ha convertido en una cota a la que apuntar para animadores posteriores, incluido Ray, por supuesto.
_________________________________________________________________

Alexandr Ptushko (1900-1973)
Un destacado animador ruso, Alexandr Ptushko realizó una serie de películas que usaban animación dimensional, pero aquella por la que será sobre todo recordado es una reinterpretación soviética de Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift nada sorprendentemente titulada El nuevo Gulliver (1935/6). Ptushko usó arcilla con cabezas desmontables para los modelos, y hubo unos quinientos de ellos usados en todo el largometraje. No es precisamente un pequeño logro ni siquiera con cincuenta ayudantes.
_________________________________________________________________

Lou Bunin (1904-1994)
Otro animador nacido en Rusia fue Lou Bunin, aunque fue llevado a América a muy corta edad. El estilo de Bunin era caricaturesco, lo que se hizo más evidente en su corto propagandístico en tiempos de guerra Bury the Axis (1943), en el que satiriza a Mussolini, Hirohito y Hitler. En 1948 estrenó un proyecto que llevaba mucho tiempo queriendo realizar, hecho en Inglaterra y Francia, de Alicia en el País de las Maravillas (1951) de Lewis G. Carroll, por el que es sobre todo recordado. El largometraje combinaba acción real con animación dimensional, aunque las escenas en las que se combinaron utilizaban simples mates.
_________________________________________________________________

George Pal (1908-1980)
George Pal es hoy conocido por hacer largometrajes de historias de ciencia ficción, especialmente por La guerra de los mundos (1953) y El tiempo en sus manos (1960), pero comenzó su carrera en Europa como cineasta de cortometrajes usando animación dimensional, y antes de llegar a los EE.UU., ya se le atribuyen unos doscientos de ellos.

Durante los años de la guerra hizo una estilizada serie llamada Puppetoons, usando cabezas y piernas reemplazables para los modelos, y en la que Ray y O´Brien trabajaron.

En 1949 amplió su trabajo con su primer largometraje, titulado The Great Rupert, en el que una ardilla salva a una familia de vodevil de la indigencia. Aunque las audiencias creían que la ardilla era real, estaba animada.

Aunque Pal no trabajó personalmente en la animación de este y de otros filmes posteriores, incluidos El pequeño gigante (1958), El tiempo en sus manos (1960), El maravilloso mundo de los hermanos Grimm (1962) y 7 Faces of Dr. Lao (1964), Pal siempre promovió el arte cuando le fue posible y nunca olvidó sus orígenes.
_________________________________________________________________

Karel Zeman (1910-1989)
En la que entonces era conocida como Checoslovaquia siempre había habido tradición de títeres. Uno de los más grandes que surgieron en ese país fue Karel Zeman, cuyo trabajo quizá sea el más comparable al que Ray estaba haciendo en el Oeste. Zeman unió la animación dimensional y la acción real en el Este y, aunque sus películas no son tan conocidas como las de Ray (probablemente debido a las limitaciones de l alengua y por el estilo) se consideran generalmente clásicas de este arte.

Zeman comenzó con cortometrajes, pero pronto progresó a largometrajes. Su primer éxito fue Journey to the Beginning of Time (1955) (tcc Cesta do praveku y Journey to Prehistory), en el que cuatro chicos viajan a los tiempos prehistóricos encontrándose con todo tipo de dinosaurios.

Este y muchos otros de sus filmes estaban influenciados por las historias de Jules Verne, y su siguiente película no sólo estaba basada en Verne, sino que fue su más logrado largometraje. Se tituló Vynález zházy o, como se le conoce en la mayoría de países de habla inglesa, The Fabulous World of Jules Verne (1958). En el film aparecían un submarino, una nave voladora y un pulpo gigante.

Siguieron muchos más largometrajes, incluidos Baron Prásil (tccBaron Munchausen) (1961), Urradená vzducholod (tcc The Stolen Airship) (1967) y Na komete (tcc On a Comet).
_________________________________________________________________

Jim Danforth (1940-)
Junto a Ray Harryhausen, quizás el más conocido y respetado animador dimensional es Jim Danforth. Jim, como Ray, fue influenciado por King Kong y El ladrón de Bagdad (1940), pero al contrario que Ray, nunca consiguió el éxito que éste tuvo, probablemente porque nunca encontró un productor como Charles Schneer, como Ray. Aunque Jim no es un animador y técnico pre-dynamation, merece una mención especial en estas páginas como innovador, soberbio artista visual y animador de primera categoría.

Comenzó a trabajar en Clokey Productions en insertos para The Dinah Shore Show y pasó a realizar parte de la animación de El tiempo en sus manos de George Pal.

En 1961 fue empleado como animador en la pobre Jack the Giant Killer (1962), una copia de Simbad y la princesa. Jim animó varias secuencias, incluida la de la lucha entre el gigante de dos cabezas y el monstruo marino.

Siguieron varios largometrajes importantes como El maravilloso mundo de los hermanos Grimm de Pal (1962), en el que animó la secuencia del dragón, y 7 Faces of Dr. Lao (1963), para el que creó y animó al monstruo del Lago Ness.

A continuación llegó su mayor logro, Cuando los dinosaurios dominaban la tierra (1971) para la que diseñó y animó (con algo de ayuda de David Allen) un pterosaurio, cangrejos gigantes, un plesiosaurio y un dinosaurio sin nombre y el nacimiento de su cría, escena que se merece compararse a la del nacimiento del Ymir o a la del homúnculo de Ray.

En 1980 Ray le pidió a Jim que se uniera a él en Furia de titanes (1981), para la cual animó algunas de las secuencias del caballo volador (Pegaso) y la secuencia de Dioskilos.

Una vez comentó que “Los animadores y truquistas eran considerados por Hollywood como técnicos en vez de como creadores, artistas o cineastas”, un sentimiento del que se harían eco Ray y la mayoría de animadores dimensionales.
_________________________________________________________________

¿Interesado en saber más?
Lo anterior es sólo un breve resumen de las carreras de cada uno de los animadores y, de hecho, sólo se nombra a unos pocos animadores importantes. Si quieres saber más sobre los pioneros de la animación dimensional stop-motion lee A CENTURY OF MODEL ANIMATION (título en EE.UU.: A Century of Stop-Motion Animation), que cubre la historia entera desde Méliès a Aardman.