Dynamation

Cómo empezó la técnica
Durante muchos años, Ray había tenido una idea que permitiría a la acción real ser “separada”, permitiendo así que un modelo fuera insertado en ella y que pareciera interactuar con los actores.

Ya en 1938-39 había experimentado con cristales pintados o mates para su producción Evolution of the World y se dio cuenta de que si un área podía ser eliminada con un mate, por qué no iba a poder hacerse con dos áreas, creando así lo que se conocía como pantalla partida.

La característica Dynamation
Obie había insertado modelos tanto en King Kong como en El gran gorila por medio de un “sándwich” de cristales pintados que permitían un efecto tridimensional de animación, pero como Ray sabía, debido a su trabajo en El gran gorila, este método consumía mucho tiempo y era demasiado caro para una producción de bajo presupuesto.

Cuando Ray presentó su presupuesto para los efectos especiales de El monstruo de tiempos remotos, sabía que tenía que pensar en una manera más práctica con respecto a la interacción del modelo o modelos y la acción real, de manera que realizó algunos experimentos y descubrió que esa idea de las pantallas partidas funcionaba.

La técnica
El proceso era simple pero efectivo. Proyectaba una imagen de acción real sobre una pantalla trasera frente a la cual estaba colocada la mesa de animación con el modelo. Colocaba entonces una lámina de cristal frente a ambos. Cuando la placa de acción real había sido rodada, Ray determinaba dónde quería definir su línea de mate, y así, mirando por el visor de la cámara, reestablecía esa línea y, con un lápiz de cera al final de una vara, seguía la línea dibujándola en el cristal. Cuando quedaba satisfecho con la precisión de la línea, pintaba entonces, con pintura negra mate, la sección inferior bajo la línea. Fotografiaba entonces la animación del modelo reaccionando ante la acción real en la placa. Después de eso realizaba un segundo pase con la cámara para reincorporar la parte inferior previamente enmascarada con el mate, creando así una imagen combinada de la criatura que parecía ahora formar parte de la acción real.


El nombre Dynamation
Fue para la película Simbad y la princesa que Charles Schneer ideó el nombre Dynamation. Sentado en su Buick mientras esperaba a que el tráfico se pusiera en marcha, se fijó en la palabra Dynaflow en el salpicadero. Se dio cuenta de que la palabra Dyna era perfecta para el estilo de animación de Ray, y así la palabra se convirtió en un término comercial para la animación dimensional de Ray.

Con los años y con los siguientes largometrajes, el nombre cambió de Super Dynamation a Dynarama y en La gran sorpresa fue titulado “Dynamation: El milagro de la pantalla”.

Si deseas descubrir más, consulta por favor los tres libros de Ray y Tony Dalton: An Animated Life, The Art of Ray Harryhausen y A Century of Model Animation.